Acne

El acné en adolescentes: como ELIMINARLO o PREVENIRLO

El acné en adolescentes: como ELIMINARLO o PREVENIRLO
El acné en adolescentes: como ELIMINARLO o PREVENIRLO
5 (100%) 1 vote

Ser adolescente ya es una tarea difícil, por todo el cambio de responsabilidades y de vida en general. Durante esta etapa de crecimiento, las hormonas comienzan a aumentar su producción y a trabajar para darle al cuerpo lo necesario y lograr su desarrollo. Un cambio muy notorio es que la piel se prepara para aumentar la cantidad y grosos del vello. Esto genera irritación en algunas partes del cuerpo y produce ¿adivinen qué? Exactamente, el acné.

Como eliminar o prevenir El acné en adolescentes

Como eliminar o prevenir El acné en adolescentes

Como eliminar o prevenir El acné en adolescentes

El origen del acné y a lo cual le debe su nombre, es preciosamente al crecimiento del vello facial en el caso de los hombres y algunas mujeres. Los poros se llenan de sebo o grasa con mayor velocidad y el cuerpo no puede desecharla; esta acumulación excesiva obstruye las cavidades y éstas se inflaman. Luego de la inflamación, si no cede con los días, se infectan y llena de pus.

A grandes rasgos el acné juvenil o acné vulgaris afecta a 8 de cada 10 adolescentes y debido a esta enorme cantidad de chicos sufriendo las consecuencias de tener granos en la cara, han surgido remedios para acné adolescente, ya sean naturales o químicos probados.

 

 

Señales que un adolecente puede padecer acné

 

La piel grasosa

Una de las principales señales es la cantidad de grasa que comienza a producir el rostro; es fácil notarlo ya que tras hacer alguna actividad física el sudor se seca. En los chicos con piel seca no quedará rastro del sudor porque su composición en solo agua y sodio. Sin embargo, en aquellos adolescentes con piel grasa, la cara queda aceitosa a simple vista, brillante y resbalosa.

Cuando una adolecente o sus padres detectan que su piel es grasa, es hora de tomar cartas en el asunto porque la probabilidad de sufrir de acné juvenil es muy grande. Desde los 12 hasta los 20 años deberá estar muy atento a cualquier aparición de espinillas, barros, puntos blancos o negros. Se debe realizar limpiezas faciales con regularidad y así evitar alguna propagación de la infección.

 

La herencia

Aunque expertos confirman que el factor hereditario no es determinante en la aparición del acné, las familias suelen estar atentas a ello. Si alguno de los padres padeció de acné grave o muy grave, al notar que sus hijos entran al desarrollo, observan con cuidado la evolución de sus rostros. La genética parece no estar del todo involucrada con esta enfermedad pero aun así ningún esfuerzo por evitarla hará daño.

 

La ingesta de grasas saturadas

Al entrar en la adolescencia muchos padres comienzan a cuidar los hábitos alimenticios de sus hijos. Saben que esto influirá en su desarrollo intelectual, físico y psicológico. Comer demasiadas grasas saturadas los hará aumentar de peso y esto influirá en todo el organismo. Científicamente solo está comprobado que la glucosa tiene impacto directo sobre la aparición de las espinillas, sin embargo, es bueno cuidar toda la alimentación.

 

El estrés

Muchos lo califican de mito urbano, pero la verdad es que no todos los seres humanos son iguales y menos los adolescentes. Para algunos resulta realmente estresante toda esa etapa de transición entre la niñez y la adultez. Puede que ciertos episodios de estrés aumenten la cantidad de espinillas y barros en la cara. También puede que noten la disminución de las lesiones cuando estos episodios estresantes terminan.

Este cuadro indica que el adolescente es susceptible a sus emociones y que estas influyen sobre su organismo. Lo recomendable es mantener observación constante, higiene estricta y algún tratamiento preventivo ya sea casero o recetado por un especialista.

 

Auto contagio

Los chicos son muy sensibles cuando se trata de la apariencia. Al ver que un grano aparece en su rostro corren a eliminarlo de cualquier forma y esto puede agrandar el problema. Reventar una espinilla o pústula hará que el pus se riegue por la zona, lo más probable es que luego de romperla no se laven la cara ni apliquen ninguna loción especial.

El pus quedará sobre la piel, entrará a otros poros y los infectará causando que aparezcan más y más. Aunque parece una tarea imposible, lo mejor es no tocarlos, no romperos y esperar que se sequen con ayuda de limpiezas faciales, mascarillas o medicamentos. Hoy en día existen una gran cantidad de remedios caseros para disminuir las espinillas en algunas horas.

 

Que impacto psicológico tiene el acné en lo adolescentes

Que impacto psicológico tiene el acné en lo adolescentes

Que impacto psicológico tiene el acné en lo adolescentes

Ningún adolecente desea tener acné, sin embargo muchos lo padecen y cuando esto sucede lo primero que piensan es en como eliminar el acné del rostro. Por querer lograr los cambios de forma inmediata hacen cosas como reventar la espinillas, taparlas, maquillarlas, etc. Esto no los ayuda a eliminar el problema pero los hace sentir más seguros.

Un adolescente con acné es una persona muy vulnerable y su personalidad puede cambiar radicalmente si esta enfermedad no se atiende a tiempo. La seguridad durante esta etapa del desarrollo es fundamental, la interacción social cambia y ya no es igual que cuando eran unos niños. Necesitan sentirse capaces de afrontar todos los retos y con lesiones, enrojecimiento y quistes en el rostro, esta tarea será imposible.

Hay que educar a los chicos para que sean capaces de detectar el problema y ser responsables de su cuidado personal, así como de acatar todas las recomendaciones para no empeorar su condición. Deben saber que el acné juvenil solo es una etapa y así como empieza debe terminar. El apoyo de los padres es importante y la debida atención de los especialistas también.

Los adolescentes son capaces de aprender a elaborar los remedios caseros para el acné y barros en la cara, éstos se hacen con ingredientes comunes que todos deben tener en casa y gracias a su simpleza hasta un niño puede aplicarlos. Lo impórtate es no permitir que la depresión se apodere de la situación y orientarlos durante todo el tratamiento.

Los adolescentes no solo padecen acné facial

Hemos hablado del acné vulgaris, el que suele atacar a los niños y adolescentes, pero este acné aunque es el más simple de todos no ataca solo el rostro. Otras zonas que se ven afectadas son la espalda, los brazos, el cuello y la parte alta del pecho. Cada zona del cuerpo tiene un cuidado diferente con aplicaciones, lociones y productos específicos para cada piel. Jamás será igual una exfoliación de espalda que una de cutis.

Por suerte hay remedios para todos los males, remedios caseros para el acné en brazos, remedios para acné en la espalda y hasta tratamiento para el acné y manchas en la piel. Todos pueden hacerse en casa o aplicarse sin necesidad de asistir a sesiones médicas.

El acné suele originarse primero en un lugar y dependiendo de su intensidad, propagarse a otras áreas del cuerpo. Cuando un chico se da cuenta que tiene más de 6 o 10 espinillas a la vez, de los mismos colores rojizos, inflamadas y dolorosas, es momento de ir con un especialista. 10 es el numero límite entre el acné leve y el moderado.

Hasta el grado moderado puede ser tratado con remedios caseros, cuando se transforma en un acné severo lo más probable es que requiera de antibióticos vía oral y algunas lociones medicadas para lograr frenar el avance de la enfermedad. Una piel delicada con acné puede tardar años en recuperarse, y las marcas pueden necesitar de tratamientos laser para eliminar sus cicatrices.

 

Recomendaciones para combatir el acné adolecente

Recomendaciones para combatir el acné adolecente

Recomendaciones para combatir el acné adolecente

  1. No entrar en pánico: si están leyendo esto para informarse, deben saber que no tienen por qué entrar en pánico. El acné es una de las enfermedades con mayor número de tratamiento y paliativos para controlar y reducir sus consecuencias.

 

Hacer cosas alocadas para eliminar las espinillas sin documentarse primero solo empeorará las lesiones y hará más difícil el trabajo de los médicos.

 

  1. No exponerse demasiado al sol: aunque algunos piensan que el sol puede quemar las espinillas y camuflarlas, la verdad solo está bronceando la piel y matizando los colores. De hecho el calor puede aumentar la producción de grasa en las glándulas sebáceas y provocar que aparezcan más granos cuando la piel quemada se caiga.

 

  1. Evitar los excesos de maquillaje: esto aplica para las chicas que desean maquillarse constantemente. Las bases y polvos compactos tapan totalmente los poros del rostro causando que por lapsos de tiempo, la cara no tenga oxigenación adecuada. Cuando hay lesiones infectadas lo peor que se puede hacer es maquillar la zona añadiendo químicos innecesarios que empeorarán la situación.

 

Si es necesario tapar alguna espinilla incomoda, lo mejor es colocar una bandita adhesiva color piel y el maquillaje sobre ella, pero jamás directamente sobre la espinilla.

 

  1. No cubrir la cara con el cabello: los flequillos se han puesto de moda entre los chicos y chicas, y este exceso de cabello sobre la frente hace que aumente la cantidad de barros infectados. El cabello transfiere la grasa a la piel y no permite que respire correctamente; mientras se tengan espinillas infectadas lo ideal es recoger el cabello para que no toque el rostro, los hombros o la espalda.

 

  1. Realizarse una microescarificación: la mayoría de los padres piensan que sacar los puntos negros de la piel está mal, y que explotar las espinillas es aún peor. Esto es cierto, pero dependiendo de quien lo haga. Los médicos llevan a cabo un tratamiento llamado microescarificación que consiste en limpiar los poros y extraer las impurezas, esto hace que los medicamentos penetren en la piel y tengan un efecto más rápido.

 

  1. Cuidado con los productos del cabello: Las cremas para peinar, geles y aerosoles para el cabello tienen aceites y ceras que no benefician al cutis. Cuando se aplican en la cabeza hay que tener mucho cuidado para que no toquen la cara ya que al ser incoloros pasarán muchas horas sobre la piel haciendo daño y bloqueando los poros.

 

Se recomienda colocar alguna toalla que cubra la cara mientras se aplican estos productos o lavar el rostro al finalizar. De esta manera ningún residuo se quedará en un lugar no deseado.

 

  1. Menos sobreros y gorras: Estos accesorios aunque se utilicen en la cabeza pueden obstruir el paso del aire en la frente y alrededores del rostro. Contienen el calor y hacen que la sudoración del cuero cabelludo sea mayor, estas gotas caerán sobre el rostro y aunque no se note afectarán las glándulas sebáceas. Lo mejor es no usarlos durante el tiempo que se estén aplicando los eliminar el acné del rostro.

 

  1. Agua por todos lados: el agua es el mejor amigo del cuerpo cuando se trata de limpiar y purificar. Los chicos se sudan demasiado durante la adolescencia porque su actividad física es mayor, lo ideal es que ingieran mucha agua y además que la utilicen para eliminar el sudor cada vez que sea necesario. El sodio de las gotas de sudor tapan los poros y la grasa también, con un poco de agua a cada momento eliminarán los bloqueos.

En cuanto a la ingesta de este líquido se recomiendan dos litros al día para mantener la piel y todo el cuerpo hidratado, además les garantizará una figura envidiable.

 

  1. No rasurar la zona con hojillas usadas: la piel es muy sensible cuando tiene lesiones abiertas y una forma muy sencilla de propagar las infecciones es mediante el uso de hojillas de afeitar. Cuando hay un grado severo de acné, los médicos recomiendan dejar de rasurar la zona mientras se elimina la infección más fuerte. Algunos chicos odiarán la idea de no afeitar pero es un mal necesario si quieren acabar con todas las espinillas

 

Luego de que el especialista indique que pueden rasurarse nuevamente, lo ideal es usar hojillas nuevas cada vez y así evitar que ésta se haya contaminado con algún grano y propague de nuevo la enfermedad. Es una recomendación muy sencilla que puede marcar una enorme diferencia entre curarse y seguir padeciendo de acné juvenil durante meses.

 

  1. Manos atrás y sin tocar la cara: aunque suene algo extremo, las manos entran en contacto con muchas bacterias. El celular, el bolso de la escuela, los libros, otros compañeros, etc. Todas estas impurezas van a dar directo a la cara si se toca constantemente. Cuando se sufre de acné leve o severo, es muy importante dejar de tocarse la cara con tanta frecuencia y así evitar que las espinillas ya infectadas empeoren.

Remedios para el acné en los adolescente

Remedios para el acné en los adolescente

Remedios para el acné en los adolescente

El acné adolescente se debe trata igual que todos los acnés ya que no hay diferencia por la edad, sin embargo, los chicos deberían buscar aquellos medicamentos menos abrasivos para evitar las marcas y cicatrices.

Por otro lado, los adolescentes no suelen ser muy amigos de las mascarillas naturales, los vegetales y demás productos que sus madres si usarían. Por eso los mejores remedios para acné adolescente son los prefabricados y algunas recomendaciones más.

 

  • Peróxido de Benzoílo: Este componente es uno de los más eficaces en el tratamiento contra el acné, una de las ventajas es que no necesitas prescripción medico al menos cuando su composición va del 2,5% al 10%. Su acción sobre la piel se basa en secar la espinilla, liberar los poros y reducir la cantidad de grasa.

 

Debe usarse en paralelo con alguna crema para humectar sin que esta contenga aceites. La forma ideal de aplicación es en gel o loción, aunque existan otras presentaciones. Debe usarse sobre el rostro o zona con acné una vez al día y luego aumentar su frecuencia a dos veces al día. Este tratamiento puede tomar hasta 6 semanas para lograr una limpieza definitiva.

 

  • Ácidos alfa hidróxidos: estos ácidos se encuentran presentes en muchos productos para el rostro, los más comunes son el ácido láctico y el glicólico. Todos son vendidos en base a su concentración y de ello depende la efectividad o rapidez con la cual eliminarán las espinillas.

 

Una concentración del 5% sirve para prevenir los brotes y controlar el acné leve; una concentración del 10% o más tendrá unos resultados rápidos al exfoliar y secar los barros pero debe estar supervisado por un doctos para evitar cualquier reacción alérgica o desfavorable.

 

  • Antibióticos: esta opción debe ser prescrita por un doctor pero tanto los adolescentes como sus padres pueden detectar el momento justo en que es necesario cambiar de tratamiento. Cuando las lesiones crecen de forma descontrolada y aparecen quistes gruesos bajo la piel será necesario el uso de antibióticos.

 

Existen dos presentaciones, tanto la tópica como las pastillas y capsulas. Uno tendrá efecto inmediato al desinflamar la zona y reducir el tamaño de las pústulas y el otro trabajara internamente desde el torrente sanguíneo para limpiar el cuerpo y acabar con la infección.

 

Mascarillas y tratamientos caseros para el acné adolescente

Mascarillas y tratamientos caseros para el acné adolescente

Mascarillas y tratamientos caseros para el acné adolescente

Lo primero es lavarse bien el rostro cada vez que haya oportunidad, al quitar las toxinas de la superficie de la piel se reduce el riesgo de infección o complicación de la enfermedad.

A las chicas les gusta el cuidado personal y no tendrán problemas en aplicarse alguna de estas mascarillas para eliminar de una vez por todas esas molestar marcas y espinillas amarillas que tanto desean cubrir con maquillaje. La piel debe estar limpia sin residuos de ningún producto, pintura, aceite, etc.

 

  1. Mascarilla verde

Ingredientes:

  • Aguacate
  • Aceite de oliva
  • Bicarbonato

Preparación y aplicación:

Se debe triturar el aguacate hasta crear una pasta, lo ideal es que esté maduro y la cobertura de color oscuro. En este punto el aguacate es muy fácil de convertir en una pasta pegajosa y maleable. Añadir el aceite de oliva, al menos 1 cucharada por cada aguacate de 100 gramos. Mezclar con una cucharadita de bicarbonato.

Lo siguiente será aplicar la pasta sobre toda la cara y cuello, si la mezcla queda muy suave será necesario recostarse para que no se resbale del rostro y haga su efecto. Esta mascarilla no tiene tiempo limitado de uso ya que sus componentes no son dañinos. Mientras más tiempo dure mejores serán sus resultados.

Los nutrientes del aguacate más la acción blanqueadora del bicarbonato lograrán que las espinillas se sequen y que los poros se nutran eliminando los excesos de grasa. Algunas chicas suelen agregar dos rodajas de pepino para los ojos un alimento para poder hidratante puede eliminar las ojeras y bolsas que se forman debajo de los ojos.

Repetir esta mascarilla al menos una vez por semana, alternando con otros paliativos medicinales y la ingesta de mucha agua.

  1. Mascarilla blanca

Ingredientes:

  • Arcilla blanca o Caolín
  • Agua

Preparación y aplicación:

La arcilla blanca es muy solicitada en lugares especializados donde hacen limpiezas fáciles. Su composición está llena de nutrientes y minerales de la tierra que se transfieren al rostro. Elimina de forma potente toda la grasa y los excesos de sebo que puedan estar en cada folículo.

Se debe mezclar la arcilla con un poco de agua para suavizar su textura y que la aplicación sea mucho más sencilla. Se debe colocar una capa delgada sobre la cara y dejar secar, de ser necesario se deben aplicar más capas hasta que la mascarilla sea compacta y consistente. Se puede dejar actuar por 30 minutos y al igual que la mascarilla verde puede acompañarse de dos rodajas de pepino o bolsas de té para los ojos.

Al retirarla, se sentirá la suavidad de un rostro recién exfoliado.

  1. Mascarilla negra

Esta mascarilla es muy famosa entre los jóvenes ya que muchas personalidades de la farándula la han popularizado. No es fácil elaborarla o al menos sus ingredientes no son tan comunes, pero gracias al marketing se consiguen ya listas en las tiendas.

Ingrediente:

  • Carbón activado
  • Leche
  • Gelatina sin sabor

Preparación y aplicación:

La esencia de esta mascarilla es su textura elástica y la forma en la que se adhiere a la piel. La finalidad es que al secarse y retirarla se pegue a todos los puntos negros y ayude a extraerlos. Las de venta comercial son muy efectivas porque son pegajosas y se secan rápidamente.

Las que se elaboran de forma casera pueden tener un efecto menos penetrante pero igual de limpiadora. Se deben colocar la capsulas de carbón activado junto a la leche desnatada y la gelatina sin sabor ya preparada en un bowl. Mezclar hasta obtener una pasta y aplicar sobre el rostro. En lo que se seque se debe retirar halando la mascarilla por cualquier extremo.

Cualquiera de estas mascarillas mantendrá controlado el acné en adolecente y hasta podrá eliminarlo de forma permanente.

Comentários