Acne

Los 4 MEJORES remedios naturales para ELIMINAR EL ACNÉ DEL ROSTRO

Los 4 mejores remedios naturales para eliminar el acné del rostro
Los 4 MEJORES remedios naturales para ELIMINAR EL ACNÉ DEL ROSTRO
5 (100%) 1 vote

Verte al espejo y notar que las espinillas aumentan día tras día no es una sensación agradable, las causas de la aparición del acné pueden ser muchas; desde el desarrollo normal durante la adolescencia hasta algún desbalance hormonal que esté aumentando los niveles de producción de grasa de las glándulas sebáceas. Para combatir el acné es bueno tener claras las causas del mismo y así abordarlas directamente para no malgastar esfuerzos.

Los 4 mejores remedios caseros y naturales para quitar el acné del rostro

Ya teniendo muy claro cuáles son las causas de la aparición de espinillas y barros se puede proceder a la aplicación de un sinfín de tratamientos caseros que pueden ayudar a eliminar el acné del rostro y el cuerpo. Estas recomendaciones han sido probadas por muchas personas y gracias a sus componentes han logrado erradicar o disminuir las consecuencias del acné, eliminar las manchas y controlar la producción de grasa.

Muchos de estos remedios caseros para el acné tomados o aplicados sobre la piel, son conocidos en la cultura popular, se han viralizado y han trascendido de generación en generación; aquí hemos recopilado los 4 mejores remedios naturales que ayudarán a cualquier persona, sin distingo de edad, a combatir y acabar con el acné de forma definitiva.

 

  1. Remedio a base de sábila y miel para el acné del rostro

La miel es una sustancia pegajosa, natural y sin aditivos que ayuda a amalgamar cualquier otro ingrediente; favorece a la aplicación directa sobre la piel al ser suave y fresca. Sin contar la cantidad de nutrientes que se encuentran en su interior, puede ser el toque perfecto para crear lociones, mascarillas y cremas naturales.

Remedio a base de sábila y miel para el acné del rostro

Remedio a base de sábila y miel para el acné del rostro

La sábila o aloe vera, por su parte, es un cicatrizante y regenerador del tejido. Los médicos la recomiendan para tratar cicatrices y manchas producto de accidentes. Muchas fórmulas químicas la contienen y es especialmente efectiva en todo lo que tiene que ver con el cuidado de la piel.

Ingredientes:

Para elaborar este remedio solo hace falta

  • Cristales de sábila previamente lavados
  • Media taza de miel de abeja 100% natural

Preparación y forma de aplicación:

  • Disponer de un recipiente limpio y esterilizado para elaborar la mezcla
  • Triturar los cristales de sábila con ayuda de un tenedor hasta crear una pasta o colocarlos dentro de la licuadora; este último proceso hará que la sustancia atrape el aire así como sucede con la clara de huevo y aumente su volumen. Esto facilitará su aplicación sobre el rostro.
  • Agregar la miel de abeja en forma de hilo mientras se mezcla de forma envolvente
  • Reservar la mezcla por unos 30 minutos a temperatura ambiente
  • Luego de reposar se aplica sobre el rostro haciendo movimientos circulares sin dejar espacios vacíos.
  • La mascarilla se irá secando al pasar algunos minutos y se puede aplicar otra capa de la misma para aumentar su efecto.
  • Dejar actual al menos por 15 minutos después de la última aplicación; también se puede colocar en otras zonas como el cuello, brazos y espalda.
  • Retirar con abundante agua y secar la cara con un paño limpio al finalizar.

Resultados y beneficios de la mascarilla:

Tanto el aloe vera como la miel le aportarán aceites naturales a la piel y desinflamaran las zonas afectadas por el acné moderado o severo. Si la piel es demasiado grasosa hay que reducir la frecuencia de aplicación o por el contrario aplicarla solamente encima de las lesiones. Esto para no saturar el resto del rostro y provocar la aparición de nuevas espinillas.

Se debe notar la diferencia luego de 2 semanas de limpieza con este remedio casero, las espinillas deben ceder y las manchas comenzar a disminuir su tamaño. Las heridas abiertas son perfectas para el tratamiento con sábila, es allí cuando esta planta tiene un mejor resultado. La miel actúa como antioxidante y combate las bacterias de la superficie, logrando una limpieza más profunda.

 

  1. Mascarilla de clara de huevo y limón para las pústulas faciales.

La clara de huevo está llena de nutrientes esenciales que pueden favorecer tanto al cutis como el cabello. El limón por su parte regula la cantidad de grasa que producen las glándulas y equilibra el pH; además tiene un poder blanqueador que puede ayudar a disminuir la cantidad de manchas si se utiliza sin exponerse al sol. Esta mascarilla es recomendable de noche.

Mascarilla de clara de huevo y limón para las pústulas faciales

Mascarilla de clara de huevo y limón para las pústulas faciales

Ingredientes:

  • La clara de 2 huevos
  • El jugo de 2 limones pequeños

Preparación y forma de aplicación:

  • Esteriliza un envase para realizar la mezcla de forma segura
  • Agrega las claras de huevo y comienza a batir con ayuda de un tenedor o batidor de globo hasta que crezcan y se forme la espuma.
  • Vierte el zumo de los limones y termina de mezclar suavemente sin bajar la emulsión
  • Para este punto el cutis debe estar muy limpio; se puede usar algún jabón neutro.
  • Colocar la mascarilla con ayuda de una brocha pequeña y esparcirla hasta cubrir todo el rostro. Hay que tener mucho cuidado de no tocar los ojos ni lagrimales porque el limón causará incomodidad e irritación. Las fosas nasales tampoco deben entrar en contacto con la mascarilla.
  • Dejar actuar la mascarilla por un lapso de 20 a 30 minutos.
  • Retirar con abundante agua y repetir el proceso una vez a la semana.

Resultados y beneficios:

Los antioxidantes del limón ayudarán a eliminar las bacterias, controlar el pH y regular la producción de grasa. Los cutis que padecen de acné suelen tener una apariencia grasosa y en para combatir esto, el limón es recomendable.

La clara de huevo nutre la piel y con la mezcla de ambos, al transcurrir algunas semanas, se podrá notar una mejoría en las espinillas y un blanqueamiento general de las manchas antiguas. Si la mezcla con el limón resulta incómoda o se observa alguna reacción desfavorable puede retirarse de la mascarilla y utilizar solo la clara d huevo.

 

  1. Mascarilla a base de aspirinas, limón, miel o tomate.

Muchos piensas que la única forma de aprovechar los beneficios de las aspirinas es tomándolas. Y desde luego que tienen razón porque vienen en forma de comprimidos. Pero en este mundo globalizado, en el que las personas tratan de buscar paliativos caseros para todas las dolencias surgen descubrimientos impresionantes como este. Las aspirinas pueden ser aplicadas directamente sobre la piel y regenerar, gracias a su composición, el tejido del rostro.

Mascarilla a base de aspirinas, limón, miel o tomate

Mascarilla a base de aspirinas, limón, miel o tomate

Las aspirinas tienen poder desinflamatorio, blanqueador y regenerante. Si se mezcla con otros ingredientes como el limón y la miel se obtiene una mascarilla suave, limpiadora y perfecta. Si se incorpora a otros frutos como el tomate, el poder antioxidante y astringente se intensifica y es ideal para eliminar el acné del rostro.

Ingredientes:

  • 3 aspirinas
  • Zumo de limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 tomate

Preparación y forma de aplicación:

De estos ingredientes obtendremos dos mascarillas diferentes, una para desinflamar y reducir la cantidad de espinillas en la piel y otra para causar un efecto limpiador y astringente muy profundo en la piel.

La primera mascarilla estará hecha a base de aspirinas, limón y miel:

  • Se deben triturar las aspirinas hasta lograr un polvillo cómodo que no rompa la piel al aplicarla
  • Se incorpora la miel y el limón mezclando firmemente hasta obtener una consistencia pastosa.
  • Se debe aplicar sobre el rostro dando suaves movimientos con ayuda de los dedos.
  • Es recomendable dejar actuar por un lapso de 30 minutos
  • Retirar con abundante agua y secar con una toalla limpia. Tratar de no agregar maquillaje durante algunas horas para dejar que el poder de la aspirina penetre en el cutis sin interrupciones.

La segunda mascarilla está hecha a base de aspirinas y tomate y antes de aplicarla se recomienda realizar un baño de vapor casero para abrir los poros. Luego de la receta te explicaremos como realizar este baño sin riesgo:

  • Triturar igualmente las aspirinas hasta obtener un polvo suave
  • Colocar los tomates en la licuadora sin agua para que el resultado sea espeso y fácil de aplicar
  • Colocar en un envase y añadir las aspirinas trituradas
  • Mezclar bien y dejar reposar por 15 minutos para que las aspirinas se integren con el tomate
  • Aplicar en la cara con ayuda de una brocha pequeña o los dedos limpios.
  • Se deja actuar por 30 minutos y se retira únicamente con agua.

Existen otras mezclas que se pueden realizar utilizando las aspirinas como protagonistas, por ejemplo la aspirina con agua de rosas para lograr un líquido limpiador y potente. Otra mascarilla muy solicitada por las chicas es la aspirina con yogurt ya que éste último es un hidratante poderoso y elimina las bacterias que se forman sobre la superficie de la piel.

 

Baño de vapor:

Un baño de vapor hará que los poros estén abiertos y sensibles a cualquier remedio que se aplique, no es recomendable para usar mascarillas con ingredientes ácidos como el limón pero en el caso del tomate y la aspirina es perfecto.

Se debe calentar agua con ayuda de la cocina o microondas en un envase resistente, una vez hierva se coloca en una superficie segura y se acerca el rostro al vapor que emane del envase, esto por lapsos de 30 segundos o más si el calor lo permite, hay que tener mucho cuidado para no quemarse. A medida que el agua se vaya enfriando, los lapsos de tiempo pueden ser mayores.

Otra técnica es introducir una toalla limpia en el agua tibia ¡no caliente! y colocarla directamente sobre el rostro.

 

  1. Mascarilla y exfoliantes a base de bicarbonato de sodio

El bicarbonato es muy similar al aloe vera, con el tiempo se descubren más beneficios y mejores aplicaciones para aprovechar todo su potenciar. Tiene la capacidad de eliminar toxinas y limpiar la zona donde se aplique. Es por ello que se recomienda para elaborar muchos remedios digestivos, su efervescencia y acción lo vuelve un remedio definitivo.

Mascarilla y exfoliantes a base de bicarbonato de sodio

Mascarilla y exfoliantes a base de bicarbonato de sodio

En el caso de la piel, tiene la facultad de equilibrar el pH cuando éste se ha desajustado. Ocurre con frecuencia en mujeres embarazadas o con problemas hormonales que el rostro comienza a producir más grasa de lo normal y el pH cambia. El bicarbonato se encarga de restituir el ciclo normal y eliminar los excesos.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio sin aditivos
  • Agua mineral o hervida
  • Jugo de limón (opcional)

Preparación y forma de aplicación:

  • Se mezclan todos los ingredientes en un envase limpio
  • Se deben batir hasta lograr una emulsión, una mezcla pastosa pero suave. Si el resultado queda muy líquido se debe agregar mayor cantidad de bicarbonato. Lo ideal es que la consistencia sea espesa para que se adhiera al rostro sin dificultad.
  • Se deja reposar algunos minutos para que se activen todos los ingredientes
  • Se aplica sobre la cara con ayuda de una brocha especial o con los dedos.
  • Se deja actuar por 30 minutos y se retira con abundante agua.

Beneficios y observaciones:

Esta mascarilla puede tener varios usos, uno de ellos es el exfoliante; muchos expertos recomiendan exfoliar el rostro solo una vez por semana o menos para no causar daños ni retirar la capa de grasa natural que se forma sobre la cara que también funciona como protección. Por otro lado nosotros recomendamos aplicar el bicarbonato hasta 4 veces por semana entonces ¿Cómo utilizarlo de manera segura?

La mejor forma es alternando su modo de empleo. Una vez a la semana, durante la aplicación sobre el rostro, frotarán el bicarbonato en forma circular para que los granos exfolien la piel y remuevan todas las impurezas, y el resto de los días solo aplicarán la mascarilla, sin frotar, y la removerán con agua al término de los 30 minutos.

El bicarbonato tiene un atributo oculto que a muchas les encantará y es su poder blanqueador. Si ya han quedado algunas manchas o nódulos debajo de la piel, que no se quitan, el uso constante del bicarbonato hará que desaparezcan. Al igual que todos los remedios caseros, éste requiere de mucha paciencia y constancia para obtener los resultados deseados. Pero sin duda todos ellos ayudarán a eliminar el acné del rostro.

 

Comentários