Eczema

Eczema en manos y pies : Consejos para tratar el eczema en las manos y pies

Eczema en manos y pies : Consejos para tratar el eczema en las manos y pies
5 (100%) 1 vote

Cuando se sufre de este tipo de enfermedad cutánea, comienza a hacer presencia en los lugares de mayor tráfico y contacto del cuerpo. Los Eczemas entre los dedos, en el dedo gordo del pie, en la planta de las manos o pies, sin los más incomodos pero también los más comunes.

 

Eczema en manos y pies

 

En las mujeres suele ser recurrente la aparición de eczema atópico en las manos y esto sucede porque al entrar en contacto con químicos fuertes como los utilizados para la limpieza, cuidado de las uñas, cremas depilatorias, etc. Se activa la reacción alérgica cuando ya se padece de eczema y no se conocen sus causas.

Muchas personas piensan que este eczema es una simple irritación de la zona por entrar en contacto con los mencionados químicos, y la verdad es que esta enfermedad se activa y se calma según la exposición que tenga el paciente a los desencadenantes externos. El cuidado de las manos debe ser fundamental para evita que esta patología se agrave y comience a interferir en la rutina diaria del paciente.

 

Eczema en las manos

Eczema en las manos

Se trata de una inflamación cutánea que es capaz de causar comezón, urticaria, descamación, perdida de sensibilidad, pequeñas vesículas y hasta pústulas que pueden supurar líquido. Los lugares más comunes son entre los dedos, en la palma de la mano, las yemas de los dedos y puede extenderse más allá, por las muñecas o la parte superior de la mano.

Existen dos tipos de eczema reconocidos en las manos, el primero d ellos no es recurrente y puede aparecer una sola vez y no aparecer más, sin embargo el otro tipo puede ser permanente y estar asociado a ciertas sustancias alérgicas.

 

Eczema irritativo

Eczema irritativo

Este tipo de eccema en las manos se origina al entrar en contacto con algún patógeno externo o alguna situación puntual que desencadene los síntomas mencionados. Algunas personas suelen presentar este eczema, tratarlo adecuadamente y no volver a verlo nunca más. Si se entra en contacto con estas sustancias de forma recurrente se pueden desarrollar alergias sostenidas en el tiempo.

Es común ver estos casos en las personas que trabajan con sustancias químicas, quienes a pesar de no tener historial de eczemas en la familia, pueden padecerlos solo por esta exposición. Muchas veces los pacientes no se dan cuenta de la verdadera causa o a pesar de saberlo, se mantienen expuestos a los alérgenos, agravando su situación.

Estos desencadenantes pueden ser químicos de laboratorio, combustibles, material biológico, factores climáticos, alimentos, otros tipo de sustancias toxicas consumibles como el tabaco, excesos de alcohol, afecciones en el hígado por la ingesta de bebidas no naturales, etc.

 

Eczema alérgico

Esta forma de padecer eccema, está asociada a aquellas personas que si tienen un historial familiar con la enfermedad. Los hijos de quienes han padecido alguna vez de eccemas pueden desarrollarlos de forma habitual. Siempre se debe estar en contacto con alguna sustancia o desencadenante para presentar eccemas pero la vulnerabilidad será mayor que la de otros pacientes sin historial médico familiar.

Los casos más comunes se presentan en amas de casa u hombres que se exponen a detergentes o productos de limpieza. El número de pacientes que han asistido a consulta por esta causa aumenta cada día y la detección temprana y tratamiento adecuado facilitan la curación en cuerpo y cara.

A diferencia del caso anterior, las personas diagnosticadas con este tipo de eccema en las manos, no requieren de una exposición prolongada al alérgeno, ya que con apenas un pequeño roce de la sustancia será suficiente para desencadenar las llamadas crisis o dermatitis.

Estas personas vera aparecer los eczemas muchas veces y es necesario un cambio de rutina, hábitos alimenticios, hábitos de limpieza y mucho más para controlar su aparición y evitar sus síntomas.

 

El eczema en las manos más común

El eccema irritativo de las manos es el que más se consigue y se padece porque es muy fácil que alguna sustancia química altere la capa de la piel. Este es el órgano más grande del cuerpo y es el que protege a todo el organismo de las amenazas exteriores. Las extremidades como manos y pies, son las primeras que se exponen a todas las sustancias y entran en contacto con ellas, por lo tanto serás las que primero se vean afectadas en caso de ser alérgico a algún material específico.

 

Consejos para tratar el eczema en las manos

Lo principal es identificar que tipo de eczema se está padeciendo y así poder atender el caso directamente. El que puede emitir un diagnostico acertad es un especialista, ya sea médico internista o dermatólogo. Luego de identificar el tipo de eczema se pueden acatar los siguientes consejos:

  • Si el eczema aparece como consecuencia de contacto con sustancias específicas, lo primordial es suspender el uso o contacto con las mismas. De este modo los síntomas irán desapareciendo y se evita el riesgo de empeorar la condición.
  • La piel de las manos tiene que estar hidratada la mayor parte del tiempo sin exagerar y dejarlas en remojo. Los mejor es utilizar cremas, pomadas o aceites recetados especialmente para el cuidado de la piel. Se coloca una fina capa de crema o aceite justo donde se encuentran las lesiones para evitar la descamación y que aparezcan heridas mayores.
  • Evitar el roce excesivo con materiales irritantes como algunos tipos de tela, materiales corrosivos, hierro, cemento, alcohol, pintura a base de aceite, etc.
  • La limpieza es lo primero, hay que mantener las manos limpias pero no someterlas constantemente a jabones de olor o perfumados, para lavarlas se puede usar agua potable, jabón neutro, artículos para niños o especiales para tratar la enfermedad.
  • Para trabajos al aire libre o para entrar en contacto con sustancias dañinas, es necesario usar guantes especiales, no de lana ni telas tejidas. Preferiblemente plástico, látex, entre otros.

 

Eczema en manos tratamiento natural

Se deben usar compresas frías usando algunas hierbas para aportarle nutrientes al agua. La manzanilla y sus derivados son ideales para crear soluciones refrescantes para lavar la zona afectada sin que esto traiga consecuencias negativas.

Elaborar cremas naturales a base de aloe vera también recuperara la piel rápidamente, además se pueden combinar con miel o avena para aumentar sus propiedades.

Los emolientes serán el gran aliado en este proceso de recuperación, la hidratación de la piel a base de cremas fritas que no obstruyan los poros y que a su vez reduzcan la urticaria y la descamación será la forma más rápida de controlar los síntomas y lograr una recuperación completa.

La piel afectada no se debe exponer a altas temperaturas, se deben lavar con jabones neutros o de fabricación casera a base de glicerina.

 

Eczema en los pies

El eczema que aparece en la planta de los pies, también es conocido como eczema dishidrótico. Éste se caracteriza por la presencia de ampollas, enrojecimiento e inflamación como si se tratase de una quemadura. Su aparición no es violenta, comienza de forma progresiva hasta que dificulta una actividad tan sencilla como caminar.

Afecta principalmente la planta de los pies pero con el tiempo puede aparecer entre los dedos, en la parte superior o empeine y luego trascender a los tobillos. Todo depende de los cuidados que se tengan, la higiene, los medicamentos y la observación constante por parte de un especialista quien puede indicar el cambio de tratamiento o el aumento de las dosis.

 

Diagnostico

Esta enfermedad puede confundirse con otras parecidas como psoriasis, infecciones fúngicas, dermatitis de contacto, etc. La observación junto a algunos exámenes médicos pueden determinar si efectivamente se trata de algún tipo de eczema característico de la planta de los pies.

 

Eccema hiperqueratósico

Es un tipo de dermatitis que aparece en la planta del pie y tiene ampollas y descamación al mismo tiempo. La causa de este tipo de de patología no se ha precisado aunque sigue teniendo una fuerte importancia el hecho de la carga genética y los antecedentes familiares.

 

¿Cómo tratar un eczema de pie?

El roce es una de las causas por las cuales los eczemas empeoran con el tiempo, el contacto con otras sustancias y con objetos que puedan irritar la zona, por lo tanto así como en cada tipo de eczema las recomendaciones siempre irán dirigidas al cuidado estricto de las lesiones, la higiene y la disminución del roce.

  • Usar calzados abiertos, evitar las zapatillas deportivas que hagan transpirar demasiado el pie, las medias de nilón y otros materiales impermeables que puedan mantener el sudor demasiado tiempo en la zona.
  • Usar medias de algodón lo suficientemente absorbentes y no prolongas su uso durante mucho tiempo.
  • Cuando el eczema alcance una gravedad media, hay que disminuir las caminatas, por lo general la incomodidad obligará a reducir la actividad física. Tratar de mantener la zona limpia, usar calzados abiertos y de materiales frescos.
  • De ser posible mantener la zona siempre hidratada con cremas, pomadas de corticoides y aceites medicinales como aceite de almendra, de hoja de té, etc.
  • La enfermedad tendrá picos de gravedad durante los cuales es mejor mantener los pies en reposo, en alto y al aire libre.
  • Como la planta del pie es muy sensible, no se debe rascar con las uñas u otros objetos punzantes para evitar que las lesiones se abra y aumenten de tamaño. Esto abre las puertas a que cualquier bacteria haga vida en las heridas y sea necesario el uso de antibióticos para combatir los síntomas.

 

Tratamientos para combatir el eczema de pie

Además de las recomendaciones básicas, es necesario consumir ciertos medicamentos y aplicar otros de forma tópica para recuperar la salud de la piel.

  1. Usar vaselina
    La vaselina es una sustancia que sirve para hidratar, no tienen ningún otro uso y es precisamente lo que necesita la piel. Se puede aplicar una vez al día o dos dependiendo de la actividad que se realice. Una capa delgada de esta sustancia luego de darse un baño o lavar los pies será positivo para mantener la zona hidratada y libre de bacterias.
  2. Cremas medicadas con corticoides

Estas cremas son la que tendrán mayor responsabilidad al momento de combatir los eczemas de pie ayudan a estimular la zona afectada y contrarrestar los efectos de esta patología sobre el organismo. Frenan su avance y asi, junto al resto del tratamiento, pueden asegurar una mejoría en pocas semanas o meses.

Las dosis recetadas van de menor a mayor ya que los corticoides no pueden usarse de por vida si el paciente no lo necesita o la gravedad de la enfermedad no lo justifica. En niños, las dosis son muy bajas y más que suficiente para mejorar la condición.

  1. Tomar Antialérgicos

Estos pueden ser tomados o inyectados dependiendo de la gravedad del eczema. La mayoría de estos medicamentos causan somnolencia, lo que es positivo para aquellos eczemas con demasiada urticaria, tanta que logran interrumpir el sueño.

Se toman generalmente de noche y esto ayuda a descansar, además que disminuye los síntomas de las alergias, en caso de que el eczema haya sido causado por alguna gente externo biológico o sintético y este siendo el responsable de la dermatitis localizada.

  1. Conocer el cuerpo

No todos los cuerpos reaccionan igual a los mismos estímulos, tratamientos ni hábitos. Aunque existen tratamientos probados en miles de pacientes y se ha comprobado su efectividad, existe la posibilidad de que con tratamientos naturales y cambios en los modos de vida, se pueda evitar que el eczema reaparezca una y otra vez.

Si luego de respetar el tratamiento aún se sientes los síntomas del eczema de pie, se debe hacer una evaluación profunda del lugar donde se vive, la rutina diaria, los productos que se están usando para la higiene personal y no descartar nada hasta haber evaluado todo.

Puede que alguno de esos productos sea el responsable de que las crisis de eczema vuelvan una y otra vez. Recordemos que para quienes están diagnosticados con la enfermedad, no existe una cura específica ni una vacuna que evite su aparición.

Comentários