Eczema

Eczema atópico, el más complejo y difícil de tratar.

Eczema atópico, el más complejo y difícil de tratar
Eczema atópico, el más complejo y difícil de tratar.
5 (100%) 1 vote

Este tipo de eczema conocido también como Dermatitis Atópica es aquella que afecta hasta un 10% de la población mundial, convirtiéndose así en uno de los tipos de eczema más comunes del planeta. Esta variante suele ser la más delicada y difícil de tratar, su duración es prolongada con respecto a otros tipos de eczema y sus síntomas son evidentes.

Las enfermedades atópicas son aquellas que aparecen en personas con hipersensibilidad, estas enfermedades causan en enrojecimiento de la piel pero no solo eso, también pueden alterar otras zonas como los lagrimales, las mucosas, etc, y así producir una completa reacción alérgica en el paciente. Las enfermedades atópicas se clasificaron en 1920 notándose una diferencia con respecto a otras dolencias como alergias o anafilaxia.

Eczema atópico, el más complejo y difícil de tratar.

Las personas que padecen de eczema atópico suelen padecer también de asma, rinitis o fiebre de heno; así como otras patologías. El eccema atópico es hereditario, no se ha conseguido otra causa por la cual los bebés a partir de los 3 meses puedan desarrollarla. Aquellos cuyos padres han padecido de algún tipo de eczema tienen una alta probabilidad de desarrollarlo también.

 

Estepas del eczema atópico

Estepas del eczema atópico

Estepas del eczema atópico

Los eczemas tienen dos etapas una vez que han comenzado a afectar al organismo, la primera se denomina etapa activa, es en la cual las lesiones aparecen irritando la piel, la comezón, escozor y grietas se desplazan por las zonas del cuerpo sin curarse del todo, pueden aparecer recurrentemente por lapsos prolongados de tiempo.

Si esta etapa no se atiende adecuadamente puede causar daños irreversibles en la piel con respecto a la sensibilidad y apariencia. Las lesiones pueden llenarse de secreción, infectarse y supurar. Como los eczemas aparecen en pliegues y zonas de roce constante es recomendable no dejarlos crecer demasiado.

La segunda etapa por la cual puede transitar un eczema es cuando su aparición es intermitente, aparece por lapsos de tiempo reducido pero sistemático. Comienza a formarse un ciclo en el cual aparece por causa de algún agente externo y con la misma velocidad desaparece. Esto puede durar meses o años ya que los eczemas no cuentan con una cura definitiva sino algunos paliativos que reducen sus síntomas.

Esta forma de eczema atópico puede ser menos molesto ya que desaparece por periodos de tiempo, sin embargo, si no se detecta cual es el alérgeno o irritante que lo activa no se podrán tener los cuidados necesarios y aparecerá cuando menos se espere. Las pruebas dermatológicas son muy necesarias.

 

El eczema como se produce

Son muchas las causas que se han estudiado y que pueden ser el inicio de una dermatitis atópica, en principio los agentes irritantes exógenos que pueden ser productos químicos, perfumes, jabones, algunos tipos de telas, roces con plantas etc. Por otra parte se encuentras elementos que pueden ser ingeridos como los alimentos, bebidas, plantas, etc. también las picaduras de animales e incluso el estado de ánimo o el clima.

Cada factor desencadena una reacción en la piel diferente y con una duración distinta. En el caso de los alérgenos irritantes o químicos, la respuesta suele ser inmediata, cuando el organismo entra en contacto con alguno de ellos se crea una irritación que causa comezón y enrojecimiento en la piel. Cuando se desata una crisis alérgica, rinitis o asma también pueden aparecer eczemas relacionados.

Cundo se ha consumido algún alimento al que se es alérgico, el organismo puede tardar hasta 30 minutos para desarrollar una hinchazón o enrojecimiento en la piel. En este caso la irritación por alergia al consumo no causa comezón. Por otra parte una carga de estrés elevado puede desencadenar la evolución del eczema hasta convertirse en dermatitis atópica.

No todas las personas que sufren de alergias tienen a desarrollar eczemas pero aquellos que tengan familiares, específicamente padres, con tendencia a padeceré eczema atópico seguramente también tendrán que luchar y combatir con esta patología.

 

Tipos de eczema o dermatitis atópica

Tipos de eczema o dermatitis atópica

Tipos de eczema o dermatitis atópica

La dermatitis atópica es uno de los tipos de eczema, como se ha explicado, uno de los más difícil de tratar. Sin embargo, la dermatitis atópica también tiene varias clasificaciones y esta tiene que ver con la edad de la persona que la padece. Sabemos que los eczemas pueden aparecer a muy temprana edad debido a que son hereditarios. Los bebés con pieles delicadas lo desarrollan muy rápido pero los adultos también pueden ser afectados.

  1. Dermatitis atópica en lactantes

La edad en la que se desarrolla este eccema es importante para ubicar su intensidad y tratamiento. En los lactantes aparece a partir del segundo mes de vida y las lesiones se pueden confundir con alguna reacción alérgica a la leche materna u otros productos. Sin embargo se trata de dermatitis o eczema atópico.

 

Aunque al principio puede tratarse de un eczema seborreico, terminará mutando hasta convertirse en los ya mencionado. Las lesiones se ubican en el rostro, los brazos, el torso y el cuello. Con los bebés hay que tener especial cuidado sobre todo porque suelen rascar las lesiones y eso puede producir infecciones. Los paliativos para el escozor deben ser aplicados rigurosamente.

 

En los bebés, el eczema puede durar hasta un año o dos, luego puede aparecer pero su intensidad será menor o moderada. En quienes se desarrolle mas adelante luego de los dos años deberán ser atendidos como pacientes de eczema o dermatitis infantil.

 

  1. Dermatitis atópica infantil

Se puede denominar dermatitis atópica infantil aquella que aparece luego de los dos años y el lugar donde suele aparecer cambia con respecto a la dermatitis en lactantes. En este caso son los pliegues los que están más expuestos porque no llega la suficiente luz como para secar las lesiones. Los pliegues de las piernas, los codos y la comisura de los labios son los principales lugares que deben atenderse. Los niños que padecen de este tipo de dermatitis no controlar el impulso al rascar, esta variante suele ser más molesta que la primera. Se pueden utilizar compresas de agua fría para calmar el picor y así evitar que se conviertan en vesículas infectadas.

 

  1. Dermatitis atópica en adultos

En los adultos la piel es más gruesa y por ende las lesiones también lo serán, ya nos alejamos del enrojecimiento típico que aparece en los niños para ver placas de piel extremadamente seca y quebradiza. Estas placas pican intensamente y al rascarlas se agrietan dejando expuestos los nervios, por lo tanto causan dolor.

 

Aquellas personas que mantengan una hidratación constante pueden disminuir la apariencia de estos eczemas y hacerlos lucir como las placas comunes infantiles. Sin embargo el problema persiste y pueden llegar a infectarse. Los lugares típicos donde los adultos pueden desarrollar eczema atópico son las manos, los pliegues, la nuca o los pies.

 

Dermatitis o eczema como curarlo

Dermatitis o eczema como curarlo

Dermatitis o eczema como curarlo

Aunque no existe una cura que logre erradicar por completo el eczema de la piel, si existen muchas maneras de controlar las lesiones, disminuirlas y suavizar sus efectos. Al detectar la presencia de una irritación en la piel o diagnóstico de eczema, se pueden aplicar compresas de agua fría para controlar la comezón y refrescar el área. Lavar la zona y utilizar cremas hidratantes también será de gran ayuda.

Las cremas con esteroides, como la cortisona, también se utilizan para recuperar la piel y combatir la lesión, sin embargo estas deben usarse bajo estricta vigilancia médica. No hay que dejarse influenciar por remedios caseros ya que por sí solos no pueden con patologías cutáneas como el eczema. Un cambio de régimen de alimentación y el consumo elevado de ciertas vitaminas tampoco han resultado efectos.

Por otro lado el uso de antibióticos o antihistaminas si son una opción viable dependiendo de cada paciente. Lo ideal es identificar el tipo de eczema que se padece y cuáles son los productos químicos o biológicos que ocasionan su aparición. La principal recomendación es eliminar cualquier contacto con estos alérgenos.

En muchos casos se puede detectar con facilidad si existe alguna alergia a las mascotas, polvo, ácaros, humo del cigarrillo o lociones, realizando pruebas controladas por los médicos, la mejor forma de prevenir la aparición de un eczema es conocer sus causas.

 

Recomendaciones para tratar el eczema atópico

  • Los eczemas atópicos están localizados en zonas muy específicas del cuerpo, sin embargo estas recomendaciones aplican para todo el cuerpo en general y así evitar que su aparición sea constante y molesta. La higiene es lo más importante, se recomienda lavar muy bien las zonas y todo el cuerpo con un jabón acido para equilibrar el pH. Tanto el exceso de hidratación como la carencia de higiene pueden causar daños a una piel propensa a padecer eccemas, debe lograrse un equilibro para no acabar con el manto lipídico que cubre toda la superficie de la piel y que ayuda a mantenerlo protegido de bacterias y otras dolencias.

 

  • La hidratación es muy importante, por lo tanto se recomienda utilizar cremas hidratantes emolientes que favorecen y regeneran la dermis. Cada producto que se utilice debe ser probado en alguna zona poco sensible ya que puede causar reacción por sus componentes o por la sensibilidad de la piel en ese momento. Existen productos específicos para personas con problemas como los eczemas atópicos, sin embargo cada uno debe testearse de igual manera.

 

  • Los tratamientos corporales a base de lociones se deben aplicar luego de la ducha, en este momento la piel se encuentra húmeda y con mayor receptividad para procesar los aceites de las lociones medicadas. Las vitaminas regenerantes se fijarán a la piel gracias a las partículas de agua y esto creará un efecto de mayor duración. La ducha y la hidratación son las mejores aliadas para combatir un eczema atópico, seborreico o numular.

 

  • Para secar el cuerpo se debe usar una toalla limpia y hacerlo con toques suaves, no raspando la piel, solo se deben retirar unas pocas gotas de agua sin dejar la piel completamente seca. Recordemos que las lociones deben mezclase con la humedad luego de tomar un baño. Los pacientes piensan que rascando la piel con alguna tela suave no causan el mismo daño que las uñas al rascarse pero la verdad es que están afectando el manto lipídico, la dermis y las lesiones en sí.

 

Las zonas que se encuentren muy enrojecidas, dañadas o con vesículas es mejor no frotarlas, dejar secar al aire y solo aplicar las lociones suavemente hasta que la piel la absorba de forma automática.

 

  • Mantenerse alejado de cualquier alérgeno que ya haya sido detectado. Muchos pacientes no dejan de interactuar con mascotas o químicos producto del trabajo y la rutina diaria. Una persona que no guarde los cuidados mínimos no podrá eliminar el eczema de la piel. Toda vez que se haya descubierto un elemento irritante que ocasione las crisis de eczema se debe evitar cualquier exposición a él.

 

No solo se trata de productos químicos sino de alimentos, sobre todo aquellos que contengan histaminas, pueden ser muy dañinos para los infantes que sean propensos a padecer de eczema infantil. Estos alimentos pueden ser: frutos del mar, fresas o frutas cicatrices, nueces u otros tipos de frutos secos. Es importante realizas las pruebas necesarias para detectar si alguno de ellos ocasiona los brotes.

 

Tratamientos médicos para combatir el eczema atópico

 

Los casos más delicados y graves de eccema se tratan con medicamentos fuertes u otros tratamientos que han sido experimentales y están dando resultados positivos. La fototerapia es una forma de ayudar al cuerpo mediante el uso de luz localizada a eliminar los brotes y disminuir las lesiones, por otro lado el uso de antibióticos o inmunomoduladores orales pueden también ayudar a disminuir los problemas causados por los eccemas más rebeldes.

 

Los antihistamínicos son altamente recomendados en caso de que algún alérgeno haya ocasionado el brote y sea uno de los mencionados contenedores de histaminas. Los tratamientos más fuertes suelen ser aplicados únicamente en adultos o adolescentes mayores de 15 años. En los niños, los eczemas suelen desaparecer con los años y no volver a aparecer en la mayoría de los casos.

 

Comentários