Eczema

Eczema en bebés: cómo detectarlos y curarlos

Eczema en bebés
Eczema en bebés: cómo detectarlos y curarlos
5 (100%) 1 vote

Los eczemas conocidos de igual forma como dermatitis atópicas, conforman un conjunto de erupciones en la piel que la mayoría de los casos se presenta en los primeros años de vida de un infante. En los bebes aparece principalmente en el área de las mejillas y el cuero cabelludo aunque no es limitante, también se extiende por el área de los brazos, piernas y pecho principalmente.

Eczema en bebés: cómo detectarlos y curarlos

Esta afección no se contagia, sin embargo puede ser causada por herencia familiar aunque esta no es la principal causa, existen una diversa cantidad de factores que ocasionan la aparición de estos sarpullidos desde la infancia del niño hasta en casos diversos como en adultos.

Síntomas de los eczemas en bebés

Los eczemas en el caso de los infantes se presentan principalmente antes de la culminación de su primer año de vida, esto representa un gran porcentaje dentro de los niños alrededor del mundo entero. Según estudios un 90% de los niños entre 0 y 5 años de edad presentan síntomas de eczemas en algún momento de esta etapa, sin embargo el primer año es el más común donde se logra visualizarlos.

Debe tener claro que el eczema es una irritación en la piel que se manifiesta a través de la piel seca, escamosa y gruesa o en pequeñas erupciones de color rojizo, que puede producir en algunos casos ampollas e infecciones si se mantiene contacto directo con el área sin el debido cuidado higiénico.

Generalmente cuando desaparece el eczema no significa que la patología se encuentre en su totalidad curada, debe mantenerse los debidos cuidados preventivos sobretodo en bebés ya que la piel de ellos es mucho más sensible. Rascar los eczemas puede empeorar la situación, principalmente porque las manos siempre se exponen a miles de bacterias, esto puede empeorar el sarpullido hasta convertirlo en un problema grave.

Lo ideal es asistir al pediatra con el bebé y que éste lo pueda examinar para detectar como se encuentra el eczema y si desapareció por completo. Asimismo un dermatólogo debe confirmar la patología para diagnosticar un tratamiento pertinente que ayude a curarlo de manera inmediata.

¿El eczema cuánto dura? Esta pregunta es la más común en padres cuyos bebés hayan presentado esta patología. Sin embargo es difícil determinar un tiempo exacto para que el eczema desaparezca por completo. Estas afecciones pierden intensidad con la edad, por lo general, los eczemas desaparecen por completo en infantes de 2 años en adelante, sin embargo, en algunas personas pueden verse afectadas hasta la adultez.

 

¿Cuál es la causa de los eczemas?

Encontrar la causa específica de donde proviene el eczema es desconocida, sin embargo en muchos de los casos el eczema es hereditario. Así que si un bebé presenta esta patología es muy probable que miembros de la familia directa en algún momento lo hayan padecido.

El eczema alérgico no existe, esta enfermedad no es producto de reacciones alérgicas, sin embargo, en muchos casos puede ser provocadas por alérgenos o agentes irritantes que se mantengan en el ambiente donde el bebé se encuentre, principalmente como el humo de cigarro o el polen.

En otros casos la alimentación representa un factor importante dentro de la causa de eczemas, incluso en la de mujeres que se encuentran amamantando pueden causar el eczema lactante según las dietas que se mantengan. Cabe destacar que esta última causa es la menos común, sin embargo, es importante prevenirla para alejar cualquier posibilidad de aparición de eczema en bebés.

Las situaciones climáticas son un gran factor en cuanto a la aparición de eczemas en bebés, las altas temperaturas, el calor y las sustancias químicas que tienen algunos productos con las que se coloca en contacto directo al infante. Se debe prevenir a toda costa la resequedad en la piel de los bebés, esto agrava la situación si presenta algún tipo de sarpullido.

El estrés también forma parte de la aparición de estas erupciones, evita que el niño tenga emociones fuertes y que lo pueda desestabilizar su humor de manera considerable, en muchos casos cuando ocurren estos episodios, la piel comienza a enrojecerse y la comezón aparece de manera inmediata. En este sentido, debes mantener al infante en un ambiente relajado que pueda brindarle una estabilidad emocional saludable que evite de cualquier forma la aparición de estrés que pidiera desencadenar la aparición de eczemas.

 

¿Qué hacer para tratar el eczema en bebés?

 

Lo principal es mantener un cuidado óptimo en su piel, esto determinará que el eczema desaparezca por completo y su permanencia en el infante no sea peligrosa.

  1. Aplicar lociones hidratantes y baños consecutivos: Es importante consultar con un doctor el número de veces que puedas bañar a tu bebé. Una vez realizada la consulta lo principal es que los baños sean con agua tibia porque a diferencia del agua caliente, esta refresca la piel y la mantiene hidratada por más tiempo.

 

El uso de jabones debe ser sin olor y con la cantidad menor de químicos, los naturales que contengan aloe vera son excelentes, evita mantener al bebé enjabonado mientras se encuentre sentado en la bañera, lo ideal es hacerlo justo antes de terminar el baño para mantener el menor contacto posible entre el producto y el cuerpo enjabonado.

 

Si el bebé posee eczema en brazo, eczema en cuello o eczema en el cuero cabelludo debes mantener mayor cuidado al secar las zonas, lo primordial es colocar la toalla sobre las zonas con movimientos rápidos sin frotar la piel.

 

Para finalizar mientras la piel se mantenga aun húmeda, colócale rápidamente algún producto hidratante o pomada sobre la zona. Las cremas contienen emolientes que hace que la humedad se selle y  la piel se mantenga más suave, haciendo que los eczemas puedan curarse de manera satisfactoria.

 

  1. Colócale ropa fresca al bebé: La ropa es importante para que los sarpullidos desaparezcan más rápido, en este sentido mantén al niño con ropa que pueda brindarle comodidad y frescura, el algodón es una opción ideal. Evita telas como la lana y materiales ásperos que eviten que la piel se mantenga fresca, este tipo de materiales causan irritación y por consecuente el eczema podría empeorar.

Colocar piezas básicas es lo mejor, evita sobre abrigarlo con muchas piezas de ropa que puedan sobrecalentarlo y empeorar que la piel se mantenga fresca con una franela,  y un short de algodón basta.

 

  1. Evitar el uso de productos químicos: Los productos que actúan de manera directa con el bebé deben ser cuidadosamente seleccionados, los jabones deben ser sin olor y suaves para evitar cualquier tipo de reacción alérgica que empeore el sarpullido.

 

  1. Mantén las uñas cortas del bebé: Es necesario que laves sus manos la mayor cantidad de veces posibles, también corta sus uñas para evitar que pueda rascarse y empeorar la afección.

 

  1. Coloca ropa de cama suave: los eczemas en su mayoría suelen causar comezón que dificulta que el bebé pueda dormir con tranquilidad, por esto debes colocar ropa de cama súper suave que mantenga fresco al niño y pueda conciliar el sueño durante la noche. En casos más severos donde no logre dormir debes solicitarle al médico que te recete algún antihistamínico infantil.

 

  1. Coloca compresas de frías: Los eczemas pueden causar diversos episodios de comezón aguda donde se puede ver afectado de manera directa el humor del niño. Colocar compresas frías en la zona afectada y aplicar alguna loción hidrante alivia la comezón y refresca la piel al instante.

 

Tratar el eczema con cloro

Según investigaciones se determinó que aplicar un poco de cloro en la tina de baño y bañar a un bebé de cinco a diez minutos en ella, es mucho más afectivo que usar agua natural. Estos baños fueron determinados a realizarse 2 veces por semana y la mejoría en bebés de 6 a 17 meses fue notoria en alto grado. El cloro funciona como un tratamiento natural que mata las bacterias y hace que el eczema desaparezca en menor tiempo.

Según los expertos, lo recomendable es colocar por cada galón de agua 2 cucharadas de cloro dentro de la tina, sin embargo este método no debe aplicarse sin la supervisión previa de un médico.  Sin embargo, si ya posees su aprobación asegúrate de seguir estos sencillos pasos:

  1. Prevén que el niño no ingiera agua: Asegúrate de dispersar el cloro con el agua antes de ingresar al bebé, esta sustancia no debe hacer contacto directo con la piel afectada sin antes estar completamente diluida. De igual forma evita que el bebé puede ingerir el agua, mantén siempre su cabeza fuera de la tina y moja su cuello y cuero cabelludo con un pequeño recipiente evitando mojar su cara.

 

  1. Evita pasar de los 10 minutos: Los baños deben ser máximo de 10 minutos, debes recordar que la piel de un bebé es muy sensible y solo se busca matar la bacteria.

 

  1. Lava su cara con agua natural: La cara del bebé posee una piel mucho más sensible que el resto de su cuerpo, por esta razón una vez terminado el baño, mantén un recipiente con agua tibia para que puedas asear su zona facial.

Evitar que los eczemas aparezcan

Es imposible prevenir los eczemas porque su causa es muy variada, sin embargo, puedes tomar acciones ante los factores que los causan para apartar y minimizar la aparición de ellos. El clima es un factor primordial, por eso evita que tu bebé pase de temperaturas muy altas a bajas demasiado rápido, estos cambios bruscos pueden alterar la piel generando la aparición de eczemas.

Mantén al bebé lejos del humo de cigarrillos y todos aquellos ambientes que no permitan que el aire natural se mantenga, además esto causa mayor estrés en los bebés convirtiéndolo en otro factor importante para la aparición de eczemas.

Procura que la piel del bebé siempre hidratada disminuirá el riesgo de aparición de eczemas en los bebés, un buen cuidado con productos naturales que aporten nutrientes es la mejor prevención ante esta afección que ataca a muchos infantes alrededor del mundo y que en general es una causa común que no representa algún riesgo.

 

¿Qué hacer si el eczema no mejora?

Lo principal es mantener una comunicación directa con tu medico al momento de que notes algún sarpullido en el bebé, generalmente en este tipo de situaciones el doctor te recetará algún corticosteroide que pueden adquirirse en las farmacias sin receta médica.

Este tipo de cremas es bastante potente y eficaz para interrumpir el ciclo de un eczema en la piel de los bebés, existen diferentes tipos de corticosteroides que van desde algunos suaves hasta otros con mucha más intensidad según la gravedad del sarpullido.

Si el bebé comienza a presentar fiebre o muestra signos de infección en las zonas, generalmente cuando se tornan de un color amarillento o el área se vuelve muy caliente acude de inmediato al médico porque podría empeorar con el trascurso de las horas hasta volverse una situación que no puedas manejar.

En el caso de que el bebé sea cuidado por terceras personas (guarderías o maternales) debes explicarle a los encargados de que esta afección no es contagiosa y que deban seguir las indicaciones prescritas por tu doctor para que el tratamiento no se vea interrumpido en esas horas.

El eczema es grave al momento que persiste y no desaparece con ningún medicamento, debes tener claro que el eczema debe mejorar con el paso de los días siguiendo un tratamiento ya sea médico o casero. El eczema que no se quita es debido a los deficientes cuidados y atención prestada al infante durante este ciclo. En este sentido si observas alguna erupción extraña en el cuerpo de tu bebé consulta con tu medico antes de iniciar cualquier tipo de medicación por tu cuenta.

Los tratamientos caseros siempre funcionaran como un factor preventivo ante las apariciones de cualquier tipo de eczema en niños, además de proporcionar un cuidado optimo en la piel del bebé para que esta pueda mantenerse lo más saludable posible durante todo el proceso de su crecimiento. ver tambien Eccema dishidrótico: causas, síntomas y cómo tratarlo

Comentários