Eczema

Eccema dishidrótico: causas, síntomas y cómo tratarlo

Eccema dishidrótico
Eccema dishidrótico: causas, síntomas y cómo tratarlo
5 (100%) 1 vote

Este tipo de eczema pertenece a la clasificación principal y es uno de los más delicados por sus complicaciones. Esta variedad de eccema puede, en su etapa más grave, presentar lesiones de tipo vesiculares, pústulas y heridas de gravedad que fácilmente pueden infectarse. La principal diferencia entre un eczema atópico y uno dishidrótico es la apariencia de las lesiones las cuales ya no son solo placas enrojecidas y con comezón sino que pasan a ser burbujas llenas de líquido, pueden ser pequeñas o medianas.

Eccema dishidrótico: causas, síntomas y cómo tratarlo

Es uno de los tipos que se asocia al estrés porque dependiendo del estado anímico del paciente puede aparecer en forma cíclica, desapareciendo por lapsos de tiempo y reapareciendo de forma agresiva. Sabemos que los eccemas no se pueden eliminar por completo del organismo, siempre quedan de forma recesiva y se activan ante cualquier alérgeno o condición particular.

Éste llamado eccema dishidrótico pero también conocido como Ponfólix, Dishidrosis, Dermatitis dishidrótica, Eccema de pies y manos, Eccema vesicular o Eccema palmoplantar vesicular; se encuentra localizado en las palmas de las manos y planta de los pies. Estos lugares son los que se afectan y manifiestan las mencionadas lesiones vesiculares.

Su tratamiento no se aleja demasiado del utilizado para tratar todos los tipos de eczema, sin embargo requiere de una mayor atención porque su complicación puede traer consecuencias definitivas en la piel, como cicatrices o perdida de sensibilidad.

El termino Ponfólix, uno de sus nombres, viene del griego pompholix que significa ampolla, así que de ahora en adelante, las lesiones relacionadas con este eczema las denominaremos ampollas. Conocemos que las características fundamentales de una ampolla es una piel abultada y llena de líquido que eventualmente se rompe y deja expuesta la capa inferior de la piel, enrojecida y muy delicada.

Se puede confundir con hongos en los pies si no se conocen los síntomas con exactitud; la mayoría de los médicos concuerdan en que es una enfermedad emocional que ataca a las mujeres entre 20 y 50 años, cuando éstas presentan picos de tensión emocional. El estrés, la tensión y la presión pueden desencadenar las crisis de eccema dishidrótico.

El termino dishidrosis se puede entender como una “coagulación de agua o capsulas de agua”, término que surge por el tipo de lesión, que son básicamente unas ampollas llenas de agua que posteriormente se rompen y cuando esta ruptura es forzada suelen empeorar el cuadro.

 

Causas del eccema dishidrótico

Se le relaciona con otros tipos de eczema como el eczema atópico, el cual aparece cuando el paciente entra en contacto con algún alérgeno. Así que podemos concluir que si la persona ya padece algún tipo de eccema es muy probable que desarrolle también el dishidrótico; sabemos que varias tipificaciones pueden coexistir en el mismo paciente y además empeorar las condiciones generales de cada lesión.

La principal causa la asocian con problemas de estrés y tensión emocional, cuando un paciente que es propenso a padecer eczema es entrevistado por el especialista suelen aparecer confesiones en las cuales reconoce que su estado emocional no es el mejor; en el caso específico de las mujeres existe una tasa elevada de pacientes con eccema que se encuentran en la mediana edad y con crisis familiares o personales. Este tipo de eczema es contagiosa así que esta causa queda descartada.

Lo que hará un médico especialista es detectar cual es el eczema que se ha presentado en la piel y una vez hecho esto determinar sus causas luego de una preguntas reglamentarias y evaluación física general del paciente; de no establecerse una causa emocional, lo más probable es que la persona haya entrado en contacto con un producto irritante, ya padeciendo eczema atópico y éste ahora se presente con ampollas llenas de líquido, lo cual ineludiblemente ya es un eczema dishidrótico.

Los factores de riesgo para contraer, desarrollar o presentar un eczema de este tipo son:

  • Piel sensible: hay personas que nacen con una condición que los hace tener una piel sensible a los rayos solares, al tacto, a los alérgenos de costumbre e incluso al roce de cualquier persona o de sí mismos. Estas personas suelen presentar erupciones al rascarse cuando algo los ha picado, o cuando algún alérgeno altera la superficie de la piel. Se pueden notar parches rojos y planos en la zona que se ha rascado. Estos individuos tienen más probabilidad de padecer eczema.

 

  • Exposición a metales: por alguna razón que ha sido investigada por expertos, algunos metales son más dañinos que otros y pueden producir con mayor velocidad las lesiones asociadas al eczema; los metales son cobalto y níquel. Si alguna persona, dentro de sus labores debe estar en contacto con ellos y además tiende a padecer de otros tipos de eczema, se eleva por mucho la probabilidad de desarrollar esta dermatitis dishidrótica.

 

  • Eczema atópico: si un paciente ya posee una etapa moderada o severa de este tipo de eczema, debe cuidarse y estar atento a que alguna de las lesiones (que no deberían ser pústulas o ampollar) se transformen en ellas. Si existe alguna lesión con características distintos a las habituales y el eczema supura entonces ya ha cambiado de variedad y se encuentra frente a una dishidrósis.

 

  • Estrés: Suena muy obvio pero el factor emocional es determinante en los pacientes con tendencia a padecer eccema dishidrótico. Cuando un paciente sabe y conoce los síntomas que tiene este tipo de enfermedad debe estar consiente que cualquier crisis emocional puede desencadenar la aparición de las lesiones, es por ello que cada quien debe saber controlar estas situaciones o estar atento para que ante la aparición repentina de una ampolla en las manos o pies, tome los paliativos correspondientes y éste no evolucione en el tiempo.

 

Las lesiones y la comezón no son los únicos que afectarán la piel, también serán dolores punzantes los que podrán alertar al paciente. Su causa es que las ampollas están rompiendo la capa de la piel pero también afectando las terminaciones nerviosas lo cual causa un inevitable dolor.

 

¿Cuáles son los síntomas del eczema dishidrótico?

Los síntomas que generalmente se deben tener en cuenta para identificar este trastorno tienen que ver con la aparición de brotes en la piel. Lo más evidente son vesículas pequeñas en la epidermis, de forma redondas que molestan desde su eclosión.

En los casos más intensos las ampollas pequeñas pueden llegar a combinarse y así formar brotes más grandes. Estas formaciones pueden llegar a doler y a picar de manera extrema. Luego de que cumple con los procesos naturales, de reventar y removerse, puede generar mayor enrojecimiento en la piel y dolor con palpitaciones.

Las manifestaciones contienen líquido y se denotan generalmente en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, pero también pueden encontrarse en la parte lateral de los dedos y sus zonas posteriores. Las ampollas se desarrollan aproximadamente por el lapso de cuatro semanas, hasta reventarse y descamarse.

 

¿Qué causa la aparición de la dishidrósis?

Es difícil expresar con precisión cuáles son las causas de este tipo de trastorno. Por otro lado, aunque no se haya determinado directamente su origen, existen elementos de riesgo como el contacto directo con el níquel, o su ingesta indirecta de alimentos que lo contengan.

También puede producirse como reacción a una infección desencadenada por hongos en los pies. Además, según los expertos en dermatología, la dishidrosis aparece de manera más frecuente en personas que han sido afectadas por dermatitis atópica, por estornudos alérgicos y bronquitis asmática.

Es importante mencionar, como punto a resaltar, que el eczema dishidrótico se desarrolla de manera más grave en personas con el hábito de fumar. Por eso es recomendable que para evitar que alcance un nivel crítico es necesario deshacerse del tabaco.

 

¿Cómo tratar el eczema dishidrótico?

La dishidrosis hasta el momento no cuenta con un tratamiento decisivo que se encargue de eliminar las ampollas inmediatamente. Sin embargo existen terapias y medicamentos, bajo prescripción, que permiten aminorar las afectaciones. Por ejemplo los antihistamínicos son eficientes para mitigar la infección, también los corticoides ayudan a sosegar el picor.

En los casos más generales el eczema dishidrótico debe ser tratado con cremas, ungüentos o pomadas que deben ser aplicadas en las zonas afectadas. Mientras que cuando se desarrolla de manera grave se puede proceder a la aplicación de píldoras corticoesteroides.

A continuación se presentan diferentes tratamientos que pueden ayudar a tratar el eczema dishidrótico:

  1. Aloe Vera: En primer lugar se recomienda aplicar este remedio herbal, pues contiene capacidades para curar la piel irritada e inflamada. Las propiedades del aloe vera permiten aliviar el picor sobre la piel irritada y también aceleran la curación general de las ampollas formadas por el eczema.

 

Los atributos antimicrobianos que contiene el aloe vera combaten las apariciones de hongos e infecciones que ayudan a que el eczema se desarrolle ampliamente. Es aconsejable aplicarlo en repetidas ocasiones diariamente, de manera inmediata luego de notar irritación o simple enrojecimiento en la piel.

 

Pues el aloe vera se compone de azúcares complejos que permiten la hidratación de la piel y la mantiene en humectación constante. Además estimula la elasticidad de la piel por medio de la producción de colágeno.

 

El proceso para aplicarlo es bastante fácil porque solo se debe cortar una hoja de esta planta y aplicar directamente su contenido sobre la piel afectada.

 

Por otro lado también se puede adquirir gel de aloe vera comercializado en farmacias. Y se aconseja aplicarlo frío sobre la zona infectada.

 

  1. Compresas frías y húmedas: Por otro lado es recomendable usar compresas frías sobre la piel infectada. Esto ayuda a aplacar el picor y la sensación de ardor producidos por el eczema dishidrótico. Esto por medio del adormecimiento de las terminaciones nerviosas en las zonas afectadas.

 

Solo es necesario colocar agua en el refrigerador para que se enfríe lo máximo posible (por su puesto sin llegar a congelarse) y humedecer un paño limpio y de material blando en el líquido. Luego se debe envolver la piel afectada con el material y repetir los pasos cada vez que la tela pierda frío.

 

  1. Cremas espesas: Mantener la humedad de la piel es primordial para tratar el eczema dishidrótico, para ello se deben aplicar constantemente ungüentos en las partes infectadas. Por ejemplo la vaselina, el aceite mineral o la manteca vegetal son los más aconsejables de utilizar en estos casos.

 

La humedad en la piel permite la creación de una capa que protege de propiedades irritantes. También se puede utilizar hidrocortisona en crema para combatir el dolor y la inflamación.

 

  1. Las propiedades de este cereal permiten aliviar la piel irritada por el eczema. Además la avena posibilita la reducción de la inflamación y picor en las zonas afectadas. Su capacidad antinflamatoria es bastante beneficiosa para lograr una curación más rápida de la gravedad infecciosa.

 

Es recomendable producir un baño de avena poco denso y mantenerlo frío dentro de la nevera para aplicarlo en la piel afectada sin quitarlo. Luego de estar seco se puede lavar con agua limpia suavemente.

 

También se puede utilizar avena molida y mezclarla con agua fría, para luego remojar los pies y las manos durante un lapso de entre 15 y 20 minutos todos los días.

 

  1. Antihistamínicos: Este tipo de medicamentos pueden ser utilizados para aliviar el picor y algunos de sus tipos pueden ser usados sin receta médica. Por ejemplo la loratadina o la difenhidramina, ayudan también a aliviar la inflamación ocasionada por el eczema.

 

Estos medicamentos específicamente disminuyen la cantidad de histamina para evitar el enrojecimiento e irritación de la piel. Sin embargo los efectos secundarios pueden presentarse en lapsos de somnolencia, mareos, confusión y visión borrosa.

 

  1. Baños con agua fría: Las duchas con temperaturas elevadas causan resequedad en la piel, además de irritación. Ambas características son benéficas para el desarrollo óptimo del eczema. Las temperaturas altas en el agua eliminan los aceites naturales que protegen a la piel. También se aconseja evitar las sales de baño, pues estas evitan la absorción de la piel.

 

  1. Jabones naturales: Para la limpieza de la piel es aconsejable utilizar productos a base de elementos naturales. También es posible tener en cuenta limpiadores hipo-alergénicos especializados en piel sensible. Evita limpiar las zonas afectadas de manera ruda, pues es la parte que necesita de mayor cuidado.

 

No restregar. La piel inflamada merece de tratos suaves, para que así pueda recuperarse de manera óptima. La presión generada por la fricción sólo produce más enrojecimiento, inflamación y esto a su vez que el eczema empeore y afecte más zonas del cuerpo.

 

Es importante entender que las ampollas no deben romperse hasta que lo hagan naturalmente. Para ello también se debe evitar mantener las uñas largas, para evitar rascarse las partes afectadas.

 

Además la utilización de guantes delgados o medias son aconsejables para evitar la fricción con cualquier objeto.

 

Consultar a especialistas en la materia

Ahora bien, también se debe considerar buscar ayuda de profesionales en la materia. Para de esta manera tomar indicaciones facultativas y personalizadas. Pues no todos los eczemas se presentan de la misma manera y en las mismas zonas.

Si el eczema dishidrótico está muy desarrollado y ninguno de los tratamientos caseros ayuda es un momento perfecto para acudir al médico sin esperar más. Los expertos en dermatología sabrán cómo proceder con respecto al caso presentado. Lo más probable es que recete la aplicación de cremas antibióticas y tenga que vendar las zonas infectadas con gasas estériles.

Sin embargo, si las ampollas producidas por la infección tienen tamaños anormales es necesario que el doctor se disponga a drenarlas correctamente.

Luego de asistir al especialista no se pueden descuidar los lugares infectados. Para ello es importante cambiar los vendajes de manera constante. Hay que evitar mojarlos accidentalmente, y si sucede se deben retirar con mucho cuidado.

Si las ampollas explotan naturalmente es necesario aplicar la crema antibiótica sobre la zona y cubrirla sin presión.

No está de más consultarle a doctor si es necesario aplicar ungüento corticosteroides. Pues este tiene propiedades para modificar la respuesta inmunológica del cuerpo. Algunos afirman que la los productos derivados de los corticosteroides alivian el enrojecimientos, el picor y la irritación que produce el eczema dishidrótico.

Por otro lado la prednisona actúa de manera más agresiva contra las propiedades inflamatorias del eczema, de esta manera minimiza el tamaño de las afectaciones en la zona. Esto permite que las ampollas puedan desaparecer de manera más rápida.

Las cremas inmunosupresoras son también un medicamento que se debe considerar ante los eczemas. Pues representa una alternativa eficaz con respecto a los corticosteroides y sus efectos secundarios.

Esta crema suprime la respuesta inmunológica del cuerpo al efecto de irritación producido por el eczema. Lo que genera menor inflamación, enrojecimiento y picor. Pero es importante que sea aconsejado por el médico, pues también tiene sus efectos secundarios que hay que conocer.

También se debe tomar en cuenta que los inmunosupresores no deben ser aplicados en niños, ni en mujeres embarazadas. Por otro lado las defensas en contra del resfriado común y la gripe se reducen considerablemente con el uso de este tipo de medicamento.

La fototerapia como tratamiento del eczema grave

La fototerapia es un tratamiento que se utiliza en última instancia, solo si los otros no funcionaron de manera efectiva. Este proceso se constituye con terapia de luz entre una combinación de rayos ultravioleta y algunos medicamentos que permites la recepción óptima de esta radiación en la piel.

Este tratamiento incrementa la producción de vitamina D en las zonas afectadas y ayuda a la eliminación de microorganismos maliciosos que causan el eczema en la piel. Esto permite que la reducción en la inflamación de las partes infectadas sea más eficaz.

Además el picor desaparece y el proceso de curación es mayor en el 70% de los pacientes que se practican estos tratamientos.

Es importante conocer que con respecto a las condiciones de la piel generadas por el eczema dishidrótico, la luz utraviolet B de banda angosta es la más aconsejable de utilizar.

La fototerapia, utilizada en este proceso, no permite usar la zona UVA de la luz solar. Entendiendo el nivel de daño que puede causar en la piel, proporcionándole envejecimiento repentino y el riesgo de cáncer.

La dishidrósis es una de las dermatitis en las que es recomendable usar de manera constante esteroides fluorados o halogenados a concentraciones realzadas, en forma de pómada o gel. Esto con el fin de traspasar el grueso de la piel afectada. Si los casos son más graves es probable que sea necesario ingerir esteroides vía oral. Solo es importante recordar que deben ser empleados bajo facultad médica.

Las ampollas producidas por el eczema dishidrótico tienden a explotar a las cuatro semanas de brotar sobre las zonas afectadas. Y si se trata de manera efectiva con las recomendaciones adecuadas, se cura con unas cuantas semanas más de cuidados.

Sin embargo es probable que aparezca nuevamente con el pasar del tiempo, así que es importante tomar las previsiones necesarias. Que aunque no existe prevención completamente comprobada es de enorme relevancia evitar el estrés, la exposición al cromo, el níquel y demás metales sin cuidados.

 

La pregunta que todos se hacen ¿el eczema cómo se quita?

La verdad es que la comunidad de médicos y especialistas que han estudiado durante décadas las causas y orígenes del eccema han concluido que la patología no tiene una cura definida, no es posible eliminar todo rastro o posibilidad de aparición de este eczema y es por ello que han enfocado toda su atención en mejorar y optimizar los tratamientos y paliativos para que sus síntomas no sean tan invasivos.

Una persona con eczema dishidrótico puede mantener una vida normal, realizar sus actividades al aire libre, tener familia y una vida laboral activa. Las recomendaciones siempre están enfocadas en evitar que las lesiones puedan afectarse en un grado mayor y dañar el tejido, los nervios y la apariencia de la piel de forma permanente.

Todos los avances seguirán su camino y en futuro no muy lejano se podrá ofrecer una cura concreta a este tipo de dermatitis que afecta a adultos y niños por igual. Ver Tambien De donde proviene el eczema y en qué lugares puede aparecer

 

Comentários